Search
  • Inty Grønneberg

Anuncio gubernamental: Ecuador es la torre de Babel


El Gobierno del presidente Guillermo Lasso estrena su tercer Secretario General de Comunicación en año y medio. Se inaugura en el cargo con un artículo titulado “¿Más ecuatorianidad para Ecuador?”, en el cual nos invita a reflexionar sobre la complejidad de llegar al anhelado encuentro cuando todos pensamos diferente y además con toda una ola de negatividad desde los medios.


La postura del flamante funcionario es similar a la de su antecesor, quien hasta sus últimos días en funciones proponía algo similar: el problema actual es la negatividad. Para dar fe de que en Carondelet están convencidos de aquello, el Ministro de Gobierno indicaba la semana pasada que han hecho todo para dar tranquilidad y que lo han conseguido.


Así entonces, nuestra sociedad, según el Ejecutivo, se ha vuelto la torre de Babel: un lugar en donde hay gran confusión; en el que todos creemos y expresamos nuestra imperfecta visión de la realidad, en lugar de las noticias positivas de la gestión presidencial. Menudo lío en el que nos hemos metido.


¿Hay una salida a este problema? ¡Por supuesto que sí! Existe un lenguaje universal que la humanidad entiende: El lenguaje de los números y sus DATOS (así en mayúsculas) marcan la pauta para poder determinar si estamos progresando o nos estamos yendo al hoyo.


Pongamos dos ejemplos que son de interés nacional: Las percepciones sobre la inseguridad y la falta de oportunidades. Sobre el primer punto, uno de los indicadores que nos pueden ayudar a reflexionar es la tasa de muertes violentas por cada 100.000 habitantes. En el 2018, el país registraba una tasa de 5.8 homicidios, al 2019 subió a 6.9; en el 2020 trepó al 7.8 y en el 2021 y 2022 creció hasta el 13.89 y 15.48 respectivamente. Esto quiere decir que, de continuar elevándose, este año dicha tasa se podría triplicar.


Entonces, basados en datos, podemos concluir que cualquier esfuerzo que esté realizando el Ejecutivo no está dando resultados; por el contrario, la tendencia sigue un alarmante crecimiento.


Sobre la segunda interpretación babilónica, revisada desde los datos: el Gobierno anunció el martes 25 de octubre que, según datos del INEC, se habrían generado 508 mil empleos adecuados desde el inicio de su gestión. ¿Porqué seguimos siendo negativos? Pues simplemente porque, basados en datos de la Organización Internacional de Trabajo, el Ecuador es uno de los pocos países a nivel regional que todavía no logra recuperar los empleos perdidos durante la pandemia, estimados en 700 mil, mientras que otros países lograron esa recuperación el año pasado.


La realidad entonces es que el Ecuador no se ha convertido en una torre de Babel, sino más bien en un país en donde los datos demuestran la realidad de una vida cada vez más difícil para su gente, mientras que tenemos un Gobierno que se esfuerza por negarlo, independiente de quien esté encargado de su comunicación. El dato mata al relato, como dice una frase popular en la academia.


¿Qué hacer? Sobre la inseguridad, el Gobierno debe reconocer que sus estrategias no están funcionando, asesorarse más allá de la burbuja de sus funcionarios y buscar alternativas que demuestren con DATOS que la grave situación empieza a mejorar. Respecto a la creación de empleos, el Gobierno tiene en sus manos la Ley de Emprendimiento e Innovación, además de la iniciativa Reactivación Verde para patrocinio de proyectos ambientales de pequeñas empresas, ambas sin reglamentos aprobados por más de un año, a pesar de su enorme potencial.En conclusión: menos relatos y más datos que demuestren su gestión. La gente está cansada de comer cuentos.

1 view0 comments