Search
  • Inty Grønneberg

Los recicladores de base son una industria potencialmente rentable



En los 221 Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales (GADM) de Ecuador se genera un aproximado de 4,1 millones de toneladas métricas al año de residuos sólidos, de los cuales se podría aprovechar hasta un 70% de acuerdo a casos analizados en otros países.


Las falencias en las distintas fases de la cadena de la gestión integral de residuos sólidos (GIRS) no solo generan una pérdida económica importante para el país, también acarrea consecuencias negativas a nivel de salud pública, gestión ambiental y social. Estamos enterrando materia prima que podría significar ingresos, empleos y mejores condiciones para quienes trabajan detrás de los residuos y desechos, una premisa que aún no toca ninguna voluntad política para aprovechar.


La cobertura nacional de recolección de residuos sólidos supera el 80% en áreas urbanas y el 50% en áreas rurales. A esta problemática se suma la forma en que los residuos son recolectados, no existe actualmente separación en fuente. Enfocar esfuerzos en este sentido sería el primer paso para dignificar el trabajo de los recicladores de base.


El tratamiento de los residuos sólidos tampoco es satisfactorio. Solo el 35% de residuos recolectados son dispuestos técnicamente en rellenos sanitarios controlados. El 65% restante es depositado en botaderos a cielo abierto, agravando el problema.


Con todos estos antecedentes la lectura es que el manejo de residuos en el Ecuador es deficiente, pero esto no es una noticia nueva, se estima que solamente entre el 4 al 6% es recuperado y esto gracias a la labor que realizan principalmente los recicladores de base, considerados el primer eslabón en la cadena de recuperación de un material, un gran trabajo, pero siguen siendo un grupo altamente marginado que ejerce en condiciones de informalidad, insalubridad e inseguridad.


Se desconoce la estadística oficial de recicladores y recicladoras base en el país, pero se estima que alrededor de 20 mil hombres y mujeres trabajan en el sector. Esta cifra sin duda incrementó considerablemente durante la pandemia debido al desempleo y la migración. Sin embargo, las autoridades siguen sin responder ante esta catástrofe. El país debe migrar a sistemas más eficientes en donde la revalorización de residuos y la dignificación del trabajo realizado por recicladores base signifique una oportunidad para mejorar las condiciones de inequidad, económicas y ambientales que vive nuestro país.

4 views0 comments

Recent Posts

See All

© 2021 INTY GRØNNEBERG.

Diseñado por Mae Ocampo

INTY GRØNNEBERG