Search
  • Inty Grønneberg

Mientras nos miramos el pupo



Los ecuatorianos hemos desarrollado la manía de vivir mirándonos el ombligo, haciendo que la mismísima percepción de la realidad empiece y termine en las esquinas de nuestras zonas de confort. Con ese enfoque, solo nos preocupamos cuando nuestro entorno se ve afectado fruto de la cruda realidad que afecta al país.


Y es que a pesar de que vemos como la situación va empeorando, solo nos preocupamos cuando esa decadencia llega cerca. Cuando sucede, buscamos que todo regrese al estado anterior, en lugar de trabajar hacia un camino de progreso. Una muestra clara de esta costumbre es que mientras mayor sea el poder económico, más grande será su esfuerzo para que el duro momento ecuatoriano no distorsione sus privilegios. La carga al final, y como siempre, termina en los desempleados, en los jóvenes sin acceso a internet que no pueden estudiar; en general, en los más necesitados.


A tal punto ha llegado en la colectividad esa fijación, que pensamos como lo existente solo lo que sucede dentro de nuestro país. Podemos así pasar años enteros concentrados en las peleas políticas de expresidentes, o en creer que el modelo de desarrollo nacerá de la “genialidad” de algún político de turno, quien, en lugar de desarrollar políticas basadas en evidencia, y que hayan dado resultados en otras partes, inventará la solución a nuestros males por obra y gracia de Dios.


Mientras nos miramos el pupo, el mundo sigue su curso, y los países que aprendieron a trabajar en proyectos colectivos progresan con propuestas tales como el desarrollo de ecosistemas de emprendimiento e innovación, los cuales permiten a su capital humano las oportunidades para generar empresas, que, a su vez, crean plazas de trabajo.


Según el último reporte de la firma StartupBlink, especializada en análisis de ecosistemas de emprendimiento, varios países de la región han logrado mantener, o incluso mejorar sus condiciones frente a otros a pesar de la pandemia.


En esta lista, el Ecuador ocupa el puesto 71. Países vecinos como Chile, Colombia y Perú ocupan los puestos 34, 46 y 56 respectivamente. Dentro del país, solamente Quito aparece en el listado, perdiendo 89 posiciones y terminando en la posición 272 de las 1000 principales ciudades para emprender. Guayaquil desapareció de la lista.


46 views

© 2020 INTY GRØNNEBERG.

Diseñado por Mae Ocampo

INTY GRØNNEBERG